(Selección de Josep Valls).

Contaminación en el agro y la minería

. miércoles, 8 de octubre de 2008

Por Martín R. Santos. Ya he destacado en una entrada anterior de este espacio la importancia que tiene el trabajo que viene haciendo el Observatorio de Empresas Transnacionales, que funciona dentro de la organización FOCO (Foro Ciudadano de Participación por la Justicia y los Derechos Humanos).
El mismo asume, desde la sociedad civil, un compromiso de control que muchas veces el Estado descuida, ya sea por escasez de recursos, tiempo o competencia o porque existen intereses económicos de por medio.
Recientemente, se han planteado dos acciones concretas de contaminación.
Por un lado, debido al aumento de los casos de envenenamiento por pesticidas en los últimos años, sobre todo en las regiones agrícolas de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, en donde la situación es verdaderamente preocupante.
Todas las sospechas y estudios vinculan estos aumentos de la estadística con la producción de la soja transgénica y sus diversas implicancias.
"Lo principal es el daño a la salud y al ambiente, que está directamente relacionado con el glifosato, producido por la empresa Monsanto, y los pesticidas que se utilizan", aseveró Facundo Villar, del Observatorio.
Villar explicó que se realizó un mapeo de las localidades que sufren problemas causados por pesticidas, entre las cuales se encuentran " Saladillo, Chacabuco, Lobería, Bahía Blanca, Rojas y Bragado, con niveles muy altos. En las provincias de Santa Fe y Córdoba también, incluso hay algunos barrios de la ciudad de Córdoba que resultaron contaminados".
El efecto contaminante de los productos de la fumigación se advierten en aguas y suelos, pero también lo sufren las personas que habitan de esas zonas, sobre todo las mujeres embarazadas: "el glifosato afecta directamente la formación del feto, por lo que se producen abortos espontáneos o malformaciones. También, como son sustancias cancerígenas, se ven altos índices de cáncer, además de problemas respiratorios y alergias", detalló Villar.
Por otro lado, también se monitorean los emprendimientos en minería a cielo abierto de las compañías Barrick Gold y Alumbrera, que utilizan cianuro para extraer oro.
En los últimos meses la ciudad de la ciudad de Concepción, Provincia de Tucumán, viene sufriendo la contaminación del agua con metales pesados, mercurio, estroncio y cobalto.
En el caso del mercurio, la completa responsabilidad es de la empresa prestataria del servicio al utilizar hipoclorito de sodio contaminado con mercurio provocando que el agua posea un 160% más de mercurio que lo estipulado en el Código Alimentario Nacional para el agua potable.

Fuentes: Clarin / Política y Medios / Foco