(Selección de Josep Valls).

Argentina dijo sí al matrimonio igualitario

. jueves, 15 de julio de 2010

Por Martín R. Santos. Argentina se convirtió ayer en el primer país de América Latina y décimo en el mundo en legislar a favor del matriomonio igualitario. ¿Qué quiere decir esto?

Que de ahora en más, cualquier persona podrá acceder a los derechos y asumir las obligaciones civiles que derivan del matrimonio. Quiere decir que de ahora en más, gays, lesbianas, travestis y bisexuales podrán contraer matrimonio legalmente, por la vía ordinaria. Quiere decir que podrán presentarse ante el Registro Civil haciendo valer su ciudadanía y no hará falta que presenten un amparo legal para que un Juzgado de su autorización. Quiere decir que de ahora en más quien sobreviva a su cónyuge podrá herederale y/o solicitar una pensión. Quiere decir que podrán divorciase y exigir una pensión. Quiere decir que, como pareja, podrán adoptar, si cumplen con el procedimiento y las exigencias de la ley que rige en la materia.

Y también significa muchas otras cosas. Como por ejemplo, que Argentina ha comenzado a hacer valer la letra de su Constitución Nacional y la de los tantos Pactos Internacionales que ha firmado.

¿Cuál es la verdadera importancia de la postura de la Iglesia Católica, así como del resto de las religiones minoritarias? Que un monseñor diga que "si proliferan los gays, se acabaría la gestación y llegaría la extinción de la vida humana" o que un cardenal considere que "esto va contra el orden natural" o que una monja opine que "es una verdad divina que la familia debe estar formada por una mujer y un hombre", ¿hace al marco en el cual deben crearse las leyes?

Nuestro Estado es laico. Y eso significa que si bien cualquiera tiene derecho a opinar y compartir sus creencias, las leyes deben hacerse sin tendencias ni especulaciones, pues el espíritu máximo que deben recoger es el de la Carta Magna, que en su reforma de 1994 consignó en el Art. 75 Inc. 22 que todos los tratados internacionales ratificados gozarían de jerarquía constitucional (posicionándose por sobre las leyes ordinarias).

Una de estos famosos tratados es la Convención Americana sobre Derechos Humanos, conocida como Pacto de San José de Costa Rica (realizada en 1969, ratificada en Argentina en 1984), que indica que "los Estados Partes en esta Convención se comprometen a respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda persona que esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social". Y aclara: "persona es todo ser humano".
...
Es una grata noticia para América Latina y un bonito ejemplo para cada uno de los países que vienen luchando desde hace tantos años por su libertad, su independencia y sus democracias. En Venezuela lo están reclamando... Súmate al Grupo de Facebook! Y si conoces otras iniciativas, compártelas ;)