(Selección de Josep Valls).

Anuario 2007: la edición impresa de Revista Sinergia

. lunes, 21 de abril de 2008


Por Martín R. Santos. Dos meses después de mi última colaboración en este espacio dedicado a la responsabilidad social, retomo mi labor. Pido perdón por la pausa y aprovecho para contarles que, luego de mucho trabajo, hemos terminado la edición del Anuario 2007 de Revista Sinergia en la imprenta. Si todo sale como está previsto, a finales de este mes tendremos en nuestras manos la versión papel de la primera revista académica sobre RSC y desarrollo sostenible.
En más de 120 páginas hemos incluido los quince trabajos, entre artículos inéditos y traducciones, que protagonizaron el primer año de vida de este proyecto. Como bien destacamos en la editorial, estas primeras tres ediciones del medio estuvieron signadas por muchas ideas, objetivos cumplidos y esfuerzos compartidos.
El primer abordaje que realizamos fue sobre el concepto de responsabilidad social empresaria y el de aquellos que lo rodean, como el marketing social corporativo. Luego dimos lugar a la legislabilidad de la materia, a las diferentes propuestas de encararla y a otras alternativas, como la de los estándares internacionales, pues creemos que es uno de los temas que más contradicciones plantea respecto al discurso de los grupos de interés que participan del ámbito de la responsabilidad social. En la tercera etapa, así como proyectamos en lo sucesivo, encaramos un perfil más práctico, intentando plantear la comunicación como eje central de los trabajos a desarrollar. Y así surgieron propuestas sobre el reporte social, sus garantías, los modelos de trabajo, las experiencias e incluso el lugar desde el cual deben realizarse e informarse dentro de la empresa estas cuestiones.
Gracias a profesionales, estudiantes y docentes que se acercaron con sus desarrollos teóricos y prácticos, pudimos convertir en logros los objetivos planteados al comienzo. Entre los aportes, estuvo el de Xevi Agulló, director de este Blog Responsable, cuyas ideas han resultado verdaderamente inspiradoras y útiles. También recibimos la colaboración de especialistas de Argentina, España, Chile, México, Bolivia, Estados Unidos y Canadá, lo cual da cuenta de que se ha generado un genuino espacio sinérgico.
A modo de anticipo, quiero compartir las reflexiones finales del prólogo escrito especialmente para el Anuario 2007 de Revista Sinergia por Bernardo Kliksberg, especialista en RSE y asesor del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Prólogo al Anuario 2007 de Revista Sinergia, fragmento
Por Bernardo Kliksberg


“(…) La idea de empresa socialmente responsable, con esta agenda amplia, tiene alta relevancia para América Latina. Se consideraba en la región que una empresa era responsable si pagaba a tiempo los sueldos y cumplía con los impuestos. Es mucho más lo que se necesita. En una reciente encuesta de credibilidad en la Argentina (CEOP) los entrevistados ubican a los grandes empresarios en uno de los últimos puestos. Las empresas deberían estar a favor de nuevos pactos fiscales que aseguren el financiamiento de una educación y una salud universales, combinarse con el Estado para abrir fuentes de trabajo reales a los jóvenes excluidos, mejorar su aporte de donaciones (cuyo porcentaje es actualmente muy bajo en relación a los países desarrollados) y aportar sus tecnologías como así también alta gerencia, canales de distribución y espacios en Internet a los grandes programas de enfrentamiento de la pobreza y mejora de la equidad.
Hay líderes empresariales que han percibido que la RSE es imprescindible, pero hay que institucionalizar la educación en ella.
Las universidades públicas y privadas deben formar seriamente a las futuras generaciones de CEOS, y gerentes de todo orden en este terreno.
Por otra parte hay que impulsar y apoyar vías como: la investigación y la generación de conocimiento académico en torno al tema, el rescate de las buenas prácticas, la difusión y debate en los medios, iniciativas tan útiles y auspiciosas como Revista Sinergia y otras semejantes.
Una educación hacia la ética empresarial cuenta con argumentos formidables. Primero, es bueno para la sociedad en su conjunto. El MIT dice en su nuevo llamado a aspirantes a su prestigioso MBA: .. Segundo, es bueno para la empresa. El grado de compromiso de los empleados en USA con las empresas que se preocupan por ayudar a la sociedad, es cinco veces mayor. Las empresas con alta RSE son más productivas y competitivas e inspiran mayor confianza en los inversores. Tercero, es bueno para el empresario como persona: el texto bíblico dice que , mientras que estudios de Harvard, Michigan y la Universidad Hebrea de Jerusalén coinciden en que el que ayuda a los demás, tiene mejores niveles de salud.
En el continente más desigual, se necesita mucha más RSE. No es una opción, es una demanda histórica”.